Campaña

¿Cuál es la problemática?

Más de 10.000 comunidades rurales son la expresión concreta de los 51 pueblos indígenas y originarios que existen en el Perú y albergan a aproximadamente un tercio de la población nacional, con cerca de un millón y medio de familias en las comunidades campesinas de la costa y los Andes, y otro millón de familias en la Amazonía, sumando a las comunidades nativas y las comunidades ribereñas.

Pese a que ocupan casi un tercio del territorio nacional, las comunidades peruanas son prácticamente invisibles; el Estado no dispone de datos exactos de cuántas son, dónde están ni quiénes las componen, demostrando el poco interés que guarda hacia ellas.

Actualmente la ley reconoce a las comunidades campesinas, las comunidades nativas y las comunidades ribereñas (que pueden ser tituladas bajo el mismo régimen que las comunidades campesinas). La propiedad comunal es muy importante para sus habitantes, pues determina  su identidad, su cultura y también brinda una protección complementaria a los espacios de aprovechamiento individual y ofrece la posibilidad de negociar en mejores condiciones ante terceros, como es el caso de las empresas extractivas.

Según información recogida por el Instituto del Bien Común (IBC) cerca de 4.100 comunidades en la costa, sierra y selva enfrentan grandes obstáculos para obtener sus títulos de propiedad. La titulación es una obligación establecida en la Constitución del Estado por ser un paso vital para asegurar la integridad del territorio de estos grupos humanos. Además, el Perú ha firmado convenios internacionales, como el Convenio 169 de la OIT, la Convención Americana sobre Derechos Humanos y ha suscrito también la Declaración de la ONU sobre los derechos de los Pueblos Indígenas, comprometiéndose a avanzar en este tema, pero hasta la fecha ha hecho muy poco.

Al contrario, en los últimos años, los derechos de propiedad de las comunidades campesinas y nativas no han sido una prioridad para el Estado. Según el Organismo de la Propiedad Informal (Cofopri), entre 2006 y 2008 solo se otorgó ocho nuevos títulos a comunidades nativas, y ninguno entre 2009 y 2010.  El caso es muy parecido para las comunidades campesinas: de 62 títulos nuevos entregados en el 2006, las titulaciones se redujeron a cuatro en 2010. La tendencia se mantiene en la actualidad,  siendo ahora los gobiernos regionales los responsables de la titulación de dichas comunidades.

El reto. ¿Qué queremos lograr?

Nuestro objetivo es que los sectores urbanos del Perú dirijan su mirada hacia la real problemática del interior de nuestro país.

Primero, reconociendo y valorando el importante aporte de las comunidades a la diversidad social, cultural y ambiental.

Segundo, impulsando el desarrollo de un marco jurídico de la propiedad comunal que se ajuste a los estándares del derecho internacional, así como un conjunto de políticas públicas que lo hagan efectivo y que permitan a las comunidades rurales defender lo que es suyo desde tiempos inmemoriales.

Creemos firmemente que estos son pasos iniciales y fundamentales para construir un Perú más armónico, superando los conflictos internos que actualmente aquejan a nuestro país, y que acarrean consecuencias tan penosas.

¿A quién nos dirigimos?

Sector Público

Queremos conseguir el compromiso del sector público para la adopción de políticas públicas y acciones concretas a fin de contrarrestar el deterioro del régimen de propiedad comunal, desarrollando un marco jurídico ajustado a los estándares del derecho internacional.

Por ello la campaña se propone incidir en instituciones tales como el Ministerio de Agricultura, Ministerio de Cultura, Presidencia del Consejo de Ministros, gobiernos regionales, Defensoría del Pueblo, entre otros.

Medios

Los medios de comunicación pueden constituirse en ejes impulsores de la campaña, por lo cual queremos lograr el compromiso de periodistas, columnistas y líderes de opinión y que se sumen a esta iniciativa e informen sobre sus objetivos y mensaje.

Jóvenes

Constituyen una de las fuerzas más importantes del país por su energía, ímpetu y sensibilidad social y las decisiones de la marcha del Perú, pronto estarán en sus manos.

A través del video promocional de la campaña y de diversas actividades académicas en espacios universitarios, invitamos a los jóvenes a sumarse a la campaña y comprometerse con sus objetivos.

Empresarios

Los gremios empresariales son importantes tomadores de decisiones y en muchos casos sus actividades dependen de la conservación de espacios y de la producción de las comunidades rurales. Son ellos quienes tienen en sus manos los cambios para lograr la armonía entre la actividad comunal y la empresarial.