El Colectivo Territorios Seguros para las Comunidades busca contribuir al reconocimiento de las comunidades como actores sociales y políticos importantes, además de destacar su valor social, cultural y su aporte al desarrollo económico del país. Uno de sus objetivos fundamentales es desarrollar un marco jurídico de la propiedad comunal ajustado a los estándares del derecho internacional y un conjunto de políticas públicas que lo hagan efectivo.

Las leyes aprobadas en las últimas cuatro décadas han debilitado el régimen de la propiedad comunal, afectando sus tierras comunales, su cultura y economía, al punto de poner en peligro su propia existencia. Esta situación motivó la creación del Colectivo en 2012, el cual congrega actualmente a 25 organizaciones de la sociedad civil que representan o apoyan a las comunidades del Perú.

En lo inmediato, el colectivo busca reactivar el proceso de titulación de comunidades, para lo cual promovió la designación de un ente rector de la titulación de tierras rurales, responsabilidad que recae sobre la Dirección de Saneamiento de la Propiedad Agraria y Catastro Rural-DISPACR bajo el Ministerio de Agricultura y Riego.Actualmente,viene incidiendo para la acción efectiva de este organismo, al tiempo que trabaja para fortalecer a las comunidades rurales mediante la generación de información y análisis relevante a la defensa de sus derechos territoriales.

Contamos con un gran apoyo de parte de varias entidades que están involucradas en querer participar en la integración y ayuda a las comunidades del Perú. Estas son:

1. Asociación Nacional de Productores Ecológicos del Perú- ANPE PERÚ.
2. Confederación Campesina del Perú-CCP.
3. Confederación Nacional Agraria- CNA.
4. Federación Nacional de Mujeres Campesinas, Artesanas, Indígenas, Nativas y Asalariadas del Perú- FEMUCARINAP.
5. Organización Nacional de Mujeres Indígenas Andinas y Amazónicas del Perú-ONAMIAP.
6. Instituto del Bien Común-IBC.
7. Centro Peruano de Estudios Sociales-CEPES.
8. Instituto de Defensa Legal-IDL.
9. Grupo Allpa. Apoyo a comunidades nativas y campesinas del Perú.
10. Centro Amazónico de Antropología y Aplicación Práctica-CAAAP.
11. Comisión Episcopal de Acción Social-CEAS.
12. Comisión Andina de Juristas.
13. Catholic Relief Services-CRS.
14. Derecho Ambiente y Recursos Naturales-DAR.
15. Forum Solidaridad Perú.
16. Paz y Esperanza.
17. Racimos de Ungurahui.
18. RedGE Globalización con Equidad.
19. Servicios de Educación Rural-SER
20. CRECE. Alimentos, vida, planeta.
21. RED MUQUI.

Con el apoyo de:

22. Oxfam.
23. Rights and Resources Initiative-RRI.
24. International Land Coalition-ILC.

El reto

El colectivo aspira a que la sociedad peruana, en particular los sectores urbanos,dirija su mirada hacia la problemática del interior del país y reconozca la importancia de la seguridad de los territorios de las comunidades para su propia subsistencia y para la paz y armonía de la sociedad, así como la estrecha relación de las comunidades rurales con el conjunto de la población nacional.

La problemática

Más de 10.500 comunidades rurales son la expresión concreta de los 54 pueblos indígenas y originarios que existen en el Perú y que albergan a aproximadamente un tercio de la población nacional, con cerca de un millón y medio de familias en las comunidades campesinas de la costa y los Andes, y otro millón de familias en la Amazonía que viven en comunidades nativas y comunidades ribereñas.

Pese a que ocupan el 49,1% del territorio nacional, las comunidades en el Perú son prácticamente invisibles; el Estado no dispone de información exacta de cuántas son, dónde están ni quiénes las componen, demostrando su profundodesinterés hacia ellas.

Según información recogida por el Instituto del Bien Común (IBC), cerca de 4.100 comunidades en la costa, sierra y selva enfrentan grandes obstáculos para obtener sus títulos de propiedad. La titulación es una obligación establecida en la Constitución del Estado por ser un paso vital para asegurar la integridad del territorio de estos grupos humanos. Además, el Perú ha firmado convenios internacionales, como el Convenio 169 de la OIT, la Convención Americana sobre Derechos Humanos y ha suscrito también la Declaración de la ONU sobre los derechos de los Pueblos Indígenas, comprometiéndose el Estado a avanzar en generar la igualdad de oportunidades de estos pobladores. Sin embargo, en los últimos años, los derechos de propiedad de las comunidades campesinas y nativas no han sido una prioridad para el Estado.La propiedad comunal es muy importante para sus habitantes, pues determina su identidad, su cultura y también brinda una protección complementaria a los espacios de aprovechamiento individual en común que se tiene.